Confieso que he viajado

Berlin, du bist so wunderbar

Dresden, donde los buenos no lo fueron tanto

Empaparse en Leipzig