Por qué escribo

Como bien digo en la presentación del blog, mis escritos no se tratan de sólo comentarios de viajes, donde brindo recomendaciones y hablo de lo maravilloso que es viajar: Viajar es un placer, y también un lujo que puedo darme con mucho esfuerzo.

En mis relatos encontrarán mi visión de los hechos, recomendaciones desde luego, pero sobre todo mi deseo poder trasladarlos al lugar y contagiar la vivencia.

Escribo porque intento situar a los míos cerca, porque donde estoy quiero que estén y allí donde voy, que ellos vengan conmigo.

También porque siento la necesidad del desahogo, de la liberación, y sobre todo de la expresión. Si a esto sumo la posibilidad de serle de utilidad a un viajero, mi realización es aún mayor.

Con el paso de los años y de las vivencias, poco a poco esto se convirtió en un ayuda memoria para contribuir en esos tiempos donde los recuerdos comiencen a entremezclarse y la memoria comience a fallar, y este sitio se convierta en la certeza de mis recuerdos, que no se los haya llevado la nebulosa del paso del tiempo y queden en el olvido.

Escribo para compartir y para recordar.