Orígenes

El término por si mismo se define como el fenómeno o suceso que es el principio, causa o motivo de otro fenómeno o suceso. Define el lugar de procedencia de una cosa.

Con ese término decidí internamente, entre mis notas, en mi planificación, denominar este proyecto en el que decidí embarcarme, y que ya vió la luz pero aún no está culminado.

Desconozco el orígen de Origenes, un día maduró, supongo que gestado por mi interés en el pasado, en la procedencia de las cosas, en este caso, la procedencia de las personas que conforman mi familia, y fué como poco a poco me fui empapando de historias, de papeles, tomando poco a poco nota de todos los detalles recopilados durante años y plasmados un día en un itinerario de viaje.

Ese fué mi proyecto, algunos planifican una vida, otros un producto, yo planifiqué, proyecté un viaje a los orígenes de mis ancestros.

Fué mucho esfuerzo el que costó no solo planificarlo, desde luego que llevarlo a cabo cuenta con un esfuerzo económico para el cual me aboqué con dedicación durante años, tanta dedicación como esmero para recopilar información. Pero mucho más esfuerzo costó hacerse a la idea y partir rumbo a lo desconocido, en momentos donde el contexto que albergaba muchos de esos lugares tal vez no era el propicio, y aún más, el contexto que me rodeaba tampoco.

Creo yo que todo comenzó hace cuatro años, y fue gestándose en el inconsciente y de a poco madurando, tomando color, no sin crisis intermedias y dudas en el camino. Ya promediando el año pasado, dando el primer gran paso, que me llevó sin darme cuenta a dar los siguientes. Fué ese primer escalón el que dió el envión suficiente. El abismo inicial se sanjó y pronto se fueron cubriendo los huecos en el itinerario, en los destinos y en las personas.

Pude contactar a la familia más lejana en el rincón menos pensado, con toda dificultad para comunicarse, y aún así sentirnos parte y querer compartir un abrazo. Casi sin darme cuenta, un día estábamos charlando a través de la mágica internet que acorta distancias, y les intentaba decir que "ahí voy a estar" y al tiempo me vi yo desde el otro lado del monitor rodeado de esa gente. Aquellos primeros días del año fueron los que me proyectaron una visión de algo que llegaría en el futuro cercano.

Con ayuda de amigos que hicieron de intérpretes y traductores, con la preocupación de la familia que lo supo casi a último momento para tratar de no preocuparlos de antemano (pero bien sabemos que las familias se preocupan siempre), con el apoyo de los pocos amigos a los que con antelación atiné a decirle vagamente que quería viajar, con el aliento de aquellos que se enteraron cuando llegó el momento de despedirse, con la familia de tierras conocidas que me abrió las puertas de su casa y me brinda su corazón y por supuesto, con el eterno respaldo de ella, que en todo momento me apoyó y jamás dudó de lo que estaba por hacer, y que me acompañó en cada escala, es que hoy puedo decir felizmente que, aún cuando el proyecto no esta terminado y queda un hito por concretar, mi misión está cumplida.

El plan se trazó de una forma, y como todo plan tuvo sus desvíos, sus altercados, sus complicaciones, internas, externas, pero su resultado viene siendo gratificante, como siempre sucede cuando uno hace lo que siente y lo hace con el corazón.

En los próximos relatos intentaré compartir lo que fue esta experiencia de viaje, tanto por el viaje en si, por la aventura que esto significó, como por las sensaciones personales que en el medio se han manifestado.