Usos y costumbres

A medida que pasan los días uno indefectiblemente va observando e incluso incorporando las costumbres de los lugares que frecuenta. Una de las tantas costumbres que es inevitable asimilar es la de la cerveza. La realidad es que he tomado más cerveza en estas dos semanas que en los últimos meses!!! Aquí prácticamente es la excusa perfecta de cualquier reunión, otrora nosotros con el mate.

Hay muchas variedades y marcas, pero en este corto tiempo he logrado descifrar que la que más me gusta, y definitivamente menos mal me hace, es la Heffe-Wissbier, que es una mezcla de trigo y levadura, de un color más denso y mucho más sabrosa. He probado también la Pilsner, que sería la variedad más próxima a las que estamos acostumbrados y en el contraste me di cuenta por qué no soy de tomar cerveza. La verdad es que la Heffe es muy rica y no me cae para nada pesada.

La verdad es que no se nos hace difícil asimilar la manera de manejarse aquí, hasta ahora me ha resultado muy simple, aunque hay cosas que uno tiene que aprender desde luego. Quizás esta simplicidad sea gracias a la compañía y paciencia de Rodrigo que soporta todas mis preguntas y ha sido una gran ayuda realmente.

Mi intención es tratar de reflejar una serie de cosas que a diario uno observa y que realmente algunas llaman la atención, más que nada por lo particulares que son. A continuación dejo un listado más o menos de lo que me voy acordando.

Transporte:
  • En cada estación hay un cartel digital que te avisa cómo vienen los próximos trenes y el tamaño del tren, para saber en que parte de la estación te conviene estar parado si lo vas a tomar. Lo llamativo es que hasta ahora lo vi tanto en las estaciones de S-Bahn, como de U-Bahn(algo asi como una versión primermundista del pre metro que también anda bajo tierra!) y en algunas paradas de Bus.
  • Las puertas de los Bahn se abren manualmente, cuando el tren esta detenido si alguien quiere salir o entrar, debe apoyar el dedo sobre un sensor que tienen para que ésta se abra, o bien, en algunos ramales, mover una palanca. Cuando me pregunte por qué no se abrían todas juntas y listo, el frio que entro por la puerta que se abrió a mi lado, me lo dijo todo...
  • El sistema de transportes esta dividido en zonas concentricas, entonces uno saca pasajes para las zonas que debe cruzar (por ejemplo, yo viajo a diario desde Schbabstrasse hasta Hulb, eso equivale a 4 zonas) y puede viajar en esas zonas. Lo más práctico es sacar el pasaje mensual, que sirve para manejarse todo el mes en todos los medios de transporte en esas zonas, libremente!!!
  • Los trenes diarios están divididos en primera clase y segunda clase. Lo más cómico es que primera clase es re chiquito y creo que hasta más feo de viajar porque incluso se viaja muchas veces en sentido inverso al recorrido. El precio que hay que pagar para no codearse con la chusma.
  • En cada estación, ya sea de colectivo como de los Banh, una voz te avisa cual es la estación y con qué podés combinar para ir a los lugares importantes, como ser el Aeropuerto, o cómo continuar tu recorrido si ahi termina la linea.
  • Por cada estación pasan 4 líneas o más en las céntricas! Pero no pasa una por cada túnel como sucede en la estación Carlos Pellegrini por ejemplo, pasan todas por los mismos andenes, y vos te guías por los carteles y por los avisos.
  • Las estaciones tienen 200mts de largo (lo indican los carteles de salida de emergencia) y los trenes vienen de entre 3 y 9 vagones. Aún asi, no llegan a ocuparla en su totalidad.
  • Hay una "regla" y es que en las escaleras mecánicas, si uno va a permanecer esperando llegar a destino, debe pararse de la derecha y dejar el espacio de la izquierda libre para el que quiera subir más rápido. Pensé que era una regla implícita y de sentido común, hasta que lo vi hasta escrito en el frente de los escalones!!!
  • Un detalle no menor que me estaba olvidando es que los taxis son todos autos de puta madre, Mercedes Benz la mayoría, pero he visto Honda y unos Chrysler que rajan la tierra...
  •  
Vehículos
  • Reinan los autos alemanes, lo cual es entendible considerando que tienen 6 fabricas de autos en este país: Porsche, Mercedes Benz (estas dos en Suttgart), Audi, BMW, Volkswagen y Opel.
  • He visto autos de nuestro mundo, me refiero a similares, porque lamentablemente muchos modelos se llaman igual pero no son iguales. Ford Fiesta por ejemplo, aquí no existe el VW Gol, es el Polo, tiene casi la misma forma. Hay muchos VW Golf.
  • Ojo, no es toda una maravilla, he visto autos viejos. Tengo un Fiat Uno en la puerta, un Opel Kadet que desde que llegué no lo movieron nunca, y también he visto un hermoso Citröen 2CV haciéndole frente al frío tapado por la nieve.
  • He visto 2 Meganes, uno de ellos coupe, el otro lo pueden ver en las fotos! Y un queridísimo Renault 19 
  • Está plagado de Smart, en todas sus variantes, la verdad que empujan que da calambre y son una muy buena alternativa para moverse en la ciudad y aledaños, especialmente por su agilidad, su poco consumo y sus pocas dimensiones para estacionar.
 Comida
  • Desde luego que la carne no es lo que abunda, aunque comen carne de lo lindo pero de otros tipos. Los Wurz reinan en las góndolas así como los salames y cientos de aderezos para ellos, tantos que uno se pierde y no sabe qué comprar. Es hasta difícil repetir la misma compra porque te terminás confundiendo.
  • La "Carne Argentina" la venden a 24€ el Kg. La verdad es que el otro día nos invitaron a comer y el anfitrión compró algo de esa carne. Estaba sabrosa, pero...me parece que para estos lados no viene la cuota Hilton.
  • Muchos panes, con cereales y de todas las variedades. La verdad que es una tentación pasar por las panderías de mañana. Encima las Pretezels de manteca encajan perfecto con el mate!
  • Veo muchas personas que salen sin desayunar y terminan comprando cafe para llevar, y se llevan bolsitas de alguna cosa de la panadería. Lo mismo a la noche, acá se suele cenar a las 20 como máximo, y ya temprano están todos en la cama. Así que si volvés tarde a casa los ves paseando por la calle con una bolsita de papel comiendo sanwitches o cosas por el estilo, hasta parece gracioso por momentos.
La gente
  • La gente es cálida, desde luego que hay de todo, pero el idioma se presta a la amabilidad, sus costumbres son esas, ser amables. Las diferencias con nosotros reinan más sobre lo cultural que otra cosa, nosotros tenemos la chispa "latina" y eso hace que seamos mucho más extrovertidos. Es mucho más fácil encajar con los griegos por ejemplo, tengo un compañero que es griego y se prende con el mate a full, con los alemanes eso no pasa, pero a la larga, se terminan acoplando. Creo que nos es más difícil a nosotros ir a su nivel que ellos subirse al nuestro.
  • En la calle hay gran variedad de culturas. Alemania en general está repleta de turcos, hindúes, muchos europeos del este, en Stuttgart puntualmente hay una gran comunidad española (sin ir más lejos vi el partido de Champions League entre Stuttgart y FC Barcelona en una peña del Real Madrid). También, cabe aclarar que hay bastantes yankis dando vuelta dado que hay dos bases militares cerca.
  • Asi como hablo de la diversidad, también hay que decir que estos extranjeros son los que hacen las labores de atención al público, manejan taxis, entre otras tareas que el alemán promedio desmerece (les suena conocido?)
  • Hay un gran sentido de la memoria respecto a lo que ocurrió en estas tierras, se pueden encontrar menciones en varios lados, placas, monumentos y frases con referencias, tristemente conocidas por los argentinos, tales como "Niemals Wieder"(Nunca mas)
  • Veo un importante respeto por los mayores, quienes se pueden mover por la ciudad con suma tranquilidad, mientras que a la vez se nota cierto machismo que aún no ha logrado desaparecer, pero creo que es cuestión de tiempo.
  • Otro dato que llama la atención es el resultado de un estudio que han pegado en la cartelera del trabajo, sobre una proyección de habitantes y edad de los mismo de estas tierras en los próximos 50 años. Estiman que la población se reducirá en unos 20 millones y que la mayoría de la población será muy mayor, no habrá jovenes. Es para prestarle atención, algo asi sucedió con España.
Tierra de Kaisers y de Reyes y grandes extensiones de tierras pertenecientes a los apellidos importantes, Alemania está plagado de Castillos, tiene una cultura muy rica y una historia sumamente interesante, y una asombrosa historia muy reciente, que cambio el mapa global para presentárnoslo como lo conocemos hoy.

Hay que pensar que este país estuvo en la ruina en 1945 y fué reconstruido desde cero. No dejo de preguntarme cómo es posible que desde la ruina y la destrucción este pueblo, con mucha ayuda externa desde luego (por algo están las bases yankis) sea uno de los países más desarrollados del planeta.

Es inevitable recordar que cuando destruían a este monstruo, Argentina era una potencia. Entonces es cuando me empiezo a preguntar que ha pasado entre medio, no creo que seamos menos capaces, todo lo contrario, tenemos la chispa y la capacidad para ser igual o mejor que cualquier país del mundo, tenemos una extensión riquísima de tierra que está desproporcionadamente poblada (40 millones de habitantes, 10 de los cuales viven en Buenos Aires y aledaños, mientras que en Alemania, un país con 1/3 de la superficie de Argentina, tiene 80 millones) y desaprovechada....es ahí donde razono que la diferencia está en la sutil clase dirigente, donde en lugar de buscar un proyecto de país troncal bajo el cual encarrillarse, sistemáticamente buscaron enriquecer y salvarse de por vida desarticulando la nación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario